Comportamiento de Tu Gato

Los gatos son, hoy en día, la mascota más popular en Norteamérica y muchos países de Europa, pero durante mucho tiempo no se consideraron como animales de compañía. Actualmente esto ya no es así. Aunque muy distinto del perro, el gato también necesita  interacción y lo más importante, ¡su cariño! Cuando usted decide llevar un gato a su casa, deberá considerar si va a vivir dentro o si le va a dejar salir a la calle. En ambas situaciones hay ventajas y desventajas. Los gatos que deambulan libremente son más propensos a las enfermedades y tienen una expectativa de vida mucho más corta, ya que pueden ser atropellados por un coche, atacados por otros animales, y están más expuestos a parásitos internos y externos como pulgas, gusanos y ácaros. A la inversa, si su gato nunca se aventura a salir al exterior, deberá proporcionarle mayor estimulación física y mental, incluyendo interacción con usted, ejercicio, rascadores y una zona de aseo. Sea cual sea la decisión que tome, siguiendo una sencillas instrucciones para controlar el comportamiento de su gato podrá tener la seguridad de que la armonía reina en su hogar y en el entorno de su gato.

Asegúrese de tener un buen rascador

Arañar es algo que el gato hace de forma natural. Un acto instintivo que se inicia en los gatitos a la edad de 5 semanas. Arañar permite a los gatos dejar señales químicas y visuales que, entre otras funciones, sirven como “mensaje” para otros gatos y animales. Sin embargo, lo que es totalmente normal para un gato, se convierte en un gran problema para usted si empieza a arañar sus muebles y alfombras. Si esto sucede puede cubrir o retirar el objeto o utilizar protectores que se pegan a las uñas del gato. Desafortunadamente, estos protectores deben ser cortados  y sustituidos al cabo de un mes, y algunos gatos no los toleran. No obstante, hay una solución más fácil y práctica que es proporcionarle a su gatito un lugar específico para rascar sus uñas, habitualmente un poste. Siguiendo con la reputación de los felinos, verá que su gatito o gato puede ser un tanto quisquilloso a la hora de elegir el rascador que le gustará usar.

No todos las rascadores disponibles en el mercado son igual de atractivos para los gatos.

  • Los rascadores que a algunos gatos les parecen aceptables tienen un tablero de sisal, madera o conglomerado.
  • Las características más importantes de un rascador son que sea más alto que el gato cuando se pone de pie sobre sus patas traseras, que sea lo suficientemente sólido para que no vuelque y que esté ubicado en un lugar bien visible y fácilmente accesible.

 

El rascador no deberá ser cambiado de sitio mientras el gato lo use. Cuanto más rascado esté y peor aspecto tenga, más le gustará a su gato y más lo usará, en lugar de sus muebles.

El juego ayuda a su gato a mantenerse sano y feliz

Asegúrese de que su gatito o gato disfruta de montones de juegos interesantes y de desafíos que satisfagan su instinto natural y le proporcionen una intensa actividad. Procúrele juguetes que boten o que revoloteen – hay muchos disponibles – que él pueda querer “cazar”, perseguir o capturar. A algunos gatos les encanta perseguir reflejos de luz en movimiento, cuando son producidos por espejos o flashes. También puede atar una bola de papel de aluminio a una goma larga y atarla a su cintura o cadera. A medida que usted se mueva, su gato se lo pasara en grande interactuando con usted tratando de “capturar” la bola. Asegúrese de que la goma sea lo suficientemente larga para que el gatito no enganche accidentalmente su pierna. Debería intentar dedicar al menos una sesión diaria de 15 minutos a juegos interactivos con su gato, especialmente si se queda solo a menudo.

¡Los gatos también aprecian unas instalaciones limpias!

Los gatos son unas criaturas muy exigentes así que proporcionarle a su mascota una zona de aseo limpia y fácilmente accesible ayudará a minimizar cualquier problema con la caja de arena. Los gatos generalmente prefieren las cajas de arena inodoras, de tacto blando y suave. A algunos gatos les gusta orinar en una caja y defecar en otra. Así el número ideal de cajas por gato seria de dos. Sin embargo, en una casa en dos gatos, debería haber tres cajas de arena dispuestas en diferentes plantas o diferentes habitaciones. No coloque las cajas de arena en lugares donde haya equipos ruidosos como por ejemplo calderas o lavadoras, los gatos prefieren el silencio. Retire la materia fecal (y orina si utiliza una arena aglomerada) a diario. Lave las cajas en agua y un jabón suave una vez por semana si utiliza una arena no aglomerada y una vez al mes si utiliza arena aglomerada. La deposición fuera de la caja puede ocurrir por diferentes causas, siendo algunas enfermedades las más comunes. Si sospecha que su gato pueda padecer alguna de estas enfermedades o detecta que orina fuera de la caja, consulte con su veterinario para el diagnóstico y la instauración del tratamiento más adecuado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *